La vida del hombre es posible gracias al movimiento, para ser precisos, a su capacidad de moverse a voluntad e intervenir en su propio desarrollo evolutivo. Sin esta posibilidad, simplemente la humanidad no existiría,  a saber la capacidad de incidir en su crecimiento, orientarlo, dirigir sus potencias, su caminar sobre el universo. Desde la invención de la rueda, hemos alcanzado progresivamente niveles de movimiento cada vez más elevados. Lo que hace siglos se creía imposible es ahora posible con los medios de transporte que se han inventado, en especial durante los últimos 300 años. Podemos viajar a otros países a gran velocidad y en menor tiempo, podemos cruzar mares y cielos para pisar otros continentes, podemos atravesar la atmósfera para gravitar en el vacio del espacio, gracias a los inventos de muchos hombres que quisieron borrar las distancias y fronteras.

Dicho esto, se entenderá lo importante que es hoy en día contar con la ayuda de un transporte para desplazarse por los diferentes medios de nuestro planeta Tierra. Desde hace más de un siglo, los medios de transporte terrestre han ayudado a la conformación de las ciudades y los grandes centros económicos del mundo. Ninguna gran ciudad carece de automóviles, no en vano la oferta y demanda de vehículos en las megaurbes es la más alta. ¿A qué se debe esta situación? A la apremiante necesidad que tienen los citadinos de desplazarse y así poder llevar a cabo sus actividades cotidianas.

El crecimiento de un proyecto urbano depende en gran medida de los medios de desplazamiento que posean las ciudades para la transportación de los individuos a diversos puntos. Por esta razón, entre otras, se han diversificado las formas de locomoción sobre la tierra. Todos los países con buenos índices de desarrollo cuentan con diversos vehículos, desde aéreos, marítimos y terrestres. México no es un caso excluso pues la vida en sus áreas urbanas, sobre todo en las más prósperas, sólo es posible con los diferentes sistemas de transportes, tanto públicos como privados. Cada día, durante las 24 horas y los 365 días del año, circulan por las vialidades del país millones de vehículos. Querer prescindir de ellos y vivir en una zona urbana es casi una contradicción.

El transporte público es la alternativa más accesible para la inmensa mayoría de los citadinos. Se trata sin duda del método más utilizado en las grandes capitales mexicanas por ejemplo, en el D.F., Monterrey, Guadalajara, etcétera. Sin embargo, no por ello es el mejor, ya que pese a sus mínimos beneficios posee muchas desventajas. Es sin duda la forma más barata y económica de viajar en el interior de un área urbana, es quizás esa la principal causa de que sea utilizado diariamente por millones de personas. Por desgracia es la única ventaja que vale la pena destacar, pues son muchas las deficiencias implicadas en este tipo de servicio. Por ejemplo, la negligencia de los conductores es bien conocida.

Los malos tratos y los pésimos servicios son una de las principales quejas por parte de los usuarios que utilizan el transporte público para iniciar o finalizar sus actividades de cada día. Son muchos los accidentes de tránsito provocados debido a los malos hábitos que tienen los choferes de transportes colectivos a la hora de conducir. También cabe resaltar los riesgos de naturaleza delictiva que imperan en esta modalidad de transportarse. Muchos de los actos criminales que se dan en las megaurbes (como los asaltos o las agresiones) se llevan a cabo en el interior de las unidades de transporte de carácter público.

La capital regiomontana, pese a ser considerada como una de las ciudades más alegres del mundo  y el segundo núcleo económico de la nación, no se salva de sufrir este tipo de percances. Frente a esta problemática, se han levantado opciones de empresas transportistas cuyos conductores operan correctamente y bajo altos estándares de seguridad. Tal es el caso de Rentrip, una empresa apenas joven pero que  ofrece excelentes servicios como los que caracterizan a las empresas con larga experiencia. Eso se debe a que desde un principio nos hemos decido a ofrecer los mejores servicios de renta de trasporte personal en Monterrey.

¿Por qué escogernos a nosotros en lugar de otra empresa transportista que ofrece también este tipo de servicio? Por muchas razones, las cuales serán descritas a continuación. En Rentrip, nos dedicamos a la renta de vans amplios con capacidad de hasta 15 pasajeros. Ya sea con chofer o sin chofer, puede solicitar la renta de transporte personal en Monterrey que ponemos a disposición del público para realizar sus viajes en el interior del país o para hacer una visita a los Estados Unidos. También puede disponer de nuestras unidades con tal de evitar gastar dinero en taxis que no ofrecen ninguna garantía y  que, en muchos casos, brindan pésimos servicios. Hacer un viaje grupal con uno de nuestros vehículos es mucho más barato que acudir a líneas de autobuses, las cuales, llegan a cobrar precios exorbitantes y poco accesibles.

Si nos compara con otras firmas proveedoras, se dará cuenta porqué somos la mejor opción en cuanto a seguridad se trata. Esto se debe a que manejamos pólizas de seguro con coberturas amplias y deducibles del 1 al 3%. Con este servicio cubrimos los gastos médicos de los pasajeros en caso de accidentes (los cuales son nulos en nuestra empresa gracias a los excelentes choferes que laboran con nosotros y a nuestras óptimas unidades a las que damos constante mantenimiento). Otras empresas sólo cuentan con seguros para los daños en los vehículos y no para los pasajeros, lo que implica una serie desventajas ya que toda buen firma dedicada a la renta de transporte personal en Monterrey debe cubrir cada detalle para asegurar el bienestar de los clientes.

No lo dude más y visítenos en nuestras oficinas donde lo atenderemos con calidez y con la cordialidad que se merece. No lo piense más, denos la oportunidad de convertir sus viajes en una experiencia inolvidable.