La renta de autos en Monterrey ya no es un problema, con Rentrip…el problema ahora es que a tu compañero de viaje ¡no le gusta viajar! ¿Qué hacer? ¿Cómo solucionar este pequeñísimo detalle? A continuación te lo decimos. Probablemente tú seas un entusiasta de los viajes por carretera. Quizá desde pequeño te enseñaron a disfrutar del aire fresco que entra por la ventana del vehículo, o admirar el paisaje que se vislumbra a lo lejos del camino. Pero hay personas que simplemente no encuentran placer en ello.

No importa si es un viaje de negocios, uno familiar, de amigos, de lo que sea…este tipo de personas siempre encontrarán una excusa para mantenerse reacios a viajar por carretera. Ni siquiera deberíamos molestarnos. Sin embargo, cuando suele suceder muy seguido o llega al punto en que ya no es soportable, entonces debes actuar. A continuación te damos algunos consejos para que puedas hacer el viaje más ameno para tu compañero de viaje, a quien no le gusta encaminarse a nuevos destinos:

Provee comodidad. Con la renta de autos en Monterrey que Rentrip pone a disposición del público en general, permite que los viajeros se sientan totalmente confortables. Nuestros vehículos están perfectamente cuidados, los asientos son ergonómicos, y además, el coche contiene todo tipo de accesorios para que los usuarios utilicen para sus necesidades. Si tu compañero de viaje odia manejar…no te preocupes, porque el servicio de Rentrip también incluye un conductor experto. La comodidad del viaje ya no es un problema, si nos elijes.

Cede un poco. Quizá sea cuestión de capricho, sí, el rehusarse a disfrutar de un trayecto, pero no tienes por qué mantenerte al nivel de terquedad. Puedes ceder un poco y hacer el viaje para todos mucho más ameno. Con ceder nos referimos a que permitas a tu compañero elegir el asiento que desee, la música que le gusta escuchar, parar de vez en cuando para tomar aire o comprar comida…en fin, cualquier nimiedad que acreciente sus supuestas necesidades. En muchas ocasiones son necesarias. Por ejemplo, quizá pienses que es un capricho infantil detenerse al baño…¿pero qué sucede si es en verdad una urgencia? No querrás comprobar si esta persona decía o no la verdad.

Entusiasmar con la llegada. Aún los viajes de trabajo deben tener algo bueno que rescatar. Quizá no conozcan las nuevas oficinas. Incita a tu compañero a que imagen cómo serán estas, qué tipo de colaboradores conocerán. O mejor aún, si no conocen la ciudad, anima a tu compañero a que den un paseo por ella, si es que tienen tiempo. ¿Es un viaje de placer? Entonces busca aquellos destinos que a él o ella le gustaría conocer. Aunque no sea el lugar más cercano a sus gustos, algo interesante podrías encontrar. El punto aquí es investigar previamente para que tengas ya listo este punto y no sea un problema más o una excusa más en la vasta lista de molestias para esta persona.

Actívense. El ejercicio sin duda alguna ayuda al buen humor, gracias a las hormonas de la insulina, adrenalina y por supuesto, las endorfinas, que son las encargadas de secretar placer. El ejercicio puede ser tan sencillo como caminar o tan complejo como escalar montañas. Asegúrate de que hagan alguna actividad así en conjunto para que puedan convivir, distraerse, entretenerse y activar sus hormonas de felicidad. Si tu compañero es reacio a ello, insiste en atractivas razones extras. Por ejemplo, puedes convencerlo de que un paseo por la playa o por el centro de la ciudad será mucho más interesante si se hace a pie que si se hace en vehículo. En este caso hasta nosotros que somos una agencia de renta de autos en Monterrey, comprendemos.

Comienza el convencimiento desde tiempo atrás. Si es un viaje previamente planeado con anticipación, comienza a hacer tu labor de convencimiento con suficiente tiempo. Es decir, si repites varias veces que será una experiencia muy positiva, tu compañero, al que no le gusta viajar, no le quedará más que aceptar esto como un hecho. Por supuesto, trata de que no se canse de escuchar tus repeticiones. Con decirlo una vez al día es suficiente. Analiza su reacción. Di razones concretas por las que crees que será una buena experiencia. Es más, prepárate si ya sabes que no será fácil convencer a esta persona. Si crees que estará buscando excusas o elementos negativos, prepara una contra-respuesta positiva.

Aleja el miedo. Si la razón por la que a tu compañero no le gusta viajar es que durante su pasado tuvo alguna experiencia negativa y el miedo o ansiedad continúan allí en su mente, trata de cambiar este pensamiento. Si es necesario, busca cifras específicas. No todos los que viajan tienen accidentes, y eso está en números directos. De hecho, una muy pequeña parte de los viajeros sufren accidentes. Muestra que es muy improbable ser uno de los desafortunados. ¿Qué es lo que esta persona teme? Investiga y trata de contrarrestarlo.

Pues bien, esperamos que te haya agradado nuestro artículo. Para más consejos, te recomendamos que leas el resto de nuestros textos que continuamente actualizamos para que tengas información pertinente e interesante. No te pierdas nuestras siguientes entradas del blog. Comunícate ya mismo para preguntar sobre nuestro servicio de renta de autos en Monterrey. En poco tiempo tanto tú como tu compañero estarán disfrutando de su trayecto con toda la comodidad y seguridad posibles.

Posts recientes

Dejar un comentario